Workplace wellbeing: La importancia de cuidar la salud mental en el trabajo

salud mental en el trabajo

El bienestar laboral, o workplace wellbeing, es el estado de satisfacción que puede experimentar una persona al desempeñar sus funciones y al sentirse conectada y comprometida con su trabajo. Pero ¿qué impide a los colaboradores lograr ese ansiado bienestar? ¿Por qué es tan complejo para las empresas ofrecer entornos saludables?

En un mundo en movimiento, donde la vida laboral y personal se entrelaza cada vez más intensamente, la salud mental empieza a tomar mayor relevancia en el trabajo y se ha vuelto una prioridad incuestionable. Y es que la salud mental no es solo un problema individual: afecta a empleados y empleadores por igual, y puede influir significativamente en la productividad y el bienestar de los equipos.

Si tienes más dudas que certezas sobre cómo abordar la salud mental de tus colaboradores, sigue leyendo. En este artículo, exploraremos la importancia de la salud mental para lograr el bienestar laboral, y veremos cómo la formación puede desempeñar un papel fundamental en la creación de un entorno de trabajo más saludable y eficiente.

La importancia de la salud mental en el trabajo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas experimentará un trastorno mental en algún momento de su vida. Es decir, todos nos veremos afectados, indirecta o directamente. Esto subraya la magnitud del desafío al que nos enfrentamos y la importancia de abordarlo, ¡cuánto antes!

Generar iniciativas de salud mental impulsa un cambio en la cultura de la empresa. Valores como la integración y el cuidado de los empleados se integran en el día a día y permiten aumentar la motivación y el compromiso de los equipos. Sin duda, ignorar la salud mental en el trabajo no es una opción si queremos tener equipos felices y productivos.

Beneficios de una fuerza laboral mentalmente saludable

Como hemos visto, el bienestar mental en el lugar de trabajo no es solo una preocupación personal; es un factor que puede determinar el rumbo de toda una empresa. Pero ¿qué significa tener una fuerza laboral mentalmente saludable? Significa que tus empleados están en condiciones óptimas para dar lo mejor de sí en su trabajo, tomar decisiones fundamentadas y desplegar sus habilidades al máximo.

A través de iniciativas que contribuyan al bienestar de la empresa, se puede lograr una cultura organizacional que promueva la productividad y el buen clima laboral. Pero no solo eso, hay otros beneficios a los que prestar atención. Veámoslos en detalle:

  • Mayor productividad: los empleados mentalmente saludables tienden a ser más productivos y eficientes.
  • Satisfacción de los empleados: un ambiente de trabajo que valora la salud mental suele tener empleados más satisfechos y comprometidos. Y esto es clave: Según un estudio de Gallup, la tasa de absentismo es un 37% más alta para los trabajadores no satisfechos con su trabajo.
  • Menor rotación de personal: las empresas que cuidan la salud mental de sus empleados tienden a tener una tasa de rotación más baja. Por lo tanto, se evitan los costes relacionados a nuevos procesos de reclutamiento y selección.
  • Mejor reputación corporativa: el compromiso con el bienestar de los empleados mejora la imagen corporativa y atrae a los mejores talentos.
  • Potencia el trabajo en equipo: trabajar con autonomía es importante, pero lograr un ambiente colaborativo también lo es. Además, el trabajo en equipo permite que los empleados se sientan más conectados y apoyados.
  • Mejores resultados comerciales: se estima que las empresas que apuestan por iniciativas de salud mental tienen un ROI 6 veces mayor que aquellas que no las tienen.

Estrés, burnout y otros problemas que afectan el bienestar laboral

Existen diversos problemas relacionados con la salud mental, como el burnout, que representan obstáculos significativos para lograr el bienestar en el trabajo. La constante presión, los plazos ajustados y las elevadas expectativas pueden llevar a niveles insostenibles de estrés y agotamiento en el ámbito laboral.

Esto no solo afecta la calidad de vida de los trabajadores, sino que también representa un coste considerable para las empresas debido a la disminución de la productividad y el aumento del ausentismo. De hecho, se estima que la pérdida de productividad relacionada con problemas mentales, como la depresión y la ansiedad, le cuestan 1 billón de dólares por año a la economía mundial, según la OMS.

¿Qué otros obstáculos dificultan el logro de un entorno saludable de trabajo? Algunos de los más frecuentes son:

  • Equilibrio entre trabajo y vida personal
  • Comunicación deficiente
  • Ambientes tóxicos de trabajo
  • Inseguridad laboral
  • Carga de trabajo excesiva
  • Falta de reconocimiento y recompensa
  • Falta de oportunidades de desarrollo profesional
  • Problemas de liderazgo
  • Falta de apoyo en la gestión del estrés

Afortunadamente, el 80% de las empresas consideran la salud mental y el bienestar como factores determinantes para sus organizaciones a largo plazo, según el reporte Raising resilient: A new generation of workplace is emerging. Pero ¿cómo pasar de la preocupación a la acción? A continuación, te dejamos algunas sugerencias.

Recomendaciones para impulsar el bienestar en el trabajo

A medida que entendemos más del tema, surgen nuevas perspectivas sobre cómo se puede impulsar el bienestar mental de los empleados en el entorno de trabajo. Estas son algunas de las recomendaciones para lograrlo:

  • Crear estructuras de trabajo más flexibles.
  • Pasar de modelos autoritarios de liderazgo o un estilo de comunicación participativa.
  • Crear un ambiente de confianza y seguro.
  • Impulsar planes de desarrollo y crecimiento personal.
  • Estimular el sentido de pertenencia y de colaboración.
  • Crear planes de formación para potenciar las soft skills necesarias en cada equipo.

El rol del líder de L&D en la creación de entornos saludables

Los líderes de aprendizaje y desarrollo (L&D) juegan un papel importante en el apoyo a la salud mental de sus empleados. Son los encargados de proponer y llevar a cabo iniciativas de formación para mejorar el bienestar de sus empleados, que formen parte de una estrategia integral de bienestar.

Así, a través del desarrollo de habilidades clave, como la inteligencia emocional y la gestión del estrés, los líderes de L&D pueden lograr cambios significativos en sus equipos. Algunas estrategias o recursos que pueden implementar para maximizar los resultados de la formación son:

1. Formación personalizada

La formación personalizada es un enfoque que reconoce la singularidad de cada empleado y de cada equipo, y sus necesidades de desarrollo. Al hacer que tus empleados se sientan parte central del proceso de formación, les estás demostrando el valor que tienen para la empresa, algo que probablemente tendrá un impacto positivo en el bienestar laboral.

2. Gamificación

La gamificación es la aplicación de mecanismos de juego en los procesos de aprendizaje. Ofrecer cursos que incorporen elementos de gamificación puede influir en el bienestar y el comportamiento de los empleados, al proporcionar un espacio donde las personas puedan experimentar, conectar con el conocimiento de una manera diferente, cometer errores y liberar emociones.

3. Learning by doing

El aprendizaje experiencial, o learning by doing, convierte la formación en algo significativo, porque involucra a las personas y genera una conexión entre lo aprendido y lo que sienten. Asimismo, fortalece la capacidad de acción de los empleados, aumentando su implicación y participación en proyectos.

4. Programas de mindfulness

Mindfulness, en pocas palabras, se trata de prestar atención de manera consciente y sin juicio a la experiencia presente. En el contexto laboral, esto implica estar plenamente presente en las tareas y en las interacciones con los demás.

Los programas de mindfulness suelen incluir ejercicios de respiración, meditación y atención plena que ayudan a los empleados a reducir el estrés y a mejorar su capacidad para lidiar con las situaciones difíciles.

Impulsa el bienestar laboral a través de la formación con isEazy Skills

Como hemos visto, apostar por la salud mental de tu equipo es apostar por mejorar su compromiso emocional con tu organización, manteniéndolos motivados, felices y productivos. ¿Quieres impulsar el talento y el bienestar de tus colaboradores a través de la formación? En isEazy Skills te ayudamos a conseguirlo.

Al igual que el brain-based learning busca aprovechar las capacidades innatas del cerebro para mejorar el proceso de aprendizaje, la formación en salud mental se basa en la comprensión de los procesos mentales y emocionales para promover el bienestar laboral.

Así, a través de la gestión emocional, la promoción de hábitos saludables y el fomento de una mentalidad de crecimiento, nuestros cursos de formación en soft skills te ayudarán a fortalecer la salud mental en el trabajo y a potenciar el bienestar de tus equipos. A continuación, puedes ver un adelanto del curso «Cómo promover la salud mental en tu organización». ¡Dale al play y descubre lo que tu y tus equipos pueden aprender con isEazy Skills!

Josefina Castelán

CONTENIDO CREADO POR:

Josefina Castelán

Content Marketing Specialist at isEazy

Webinar en directo: Cómo utilizar la IA en tuherramienta de autor ¡Inscríbete!

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.

ESG

App de sostenibilidad con gran catálogo de cursos online.