Qué son los atomic habits y cómo fomentarán el aprendizaje continuo en tu empresa

Atomic habits

Reciclarse y adoptar una actitud de aprendizaje continuo se han convertido en requisitos fundamentales para los trabajadores. De hecho, para las empresas, este tipo de profesionales resultan más creativos, comprometidos e innovadores.

Para establecer una cultura de aprendizaje continuo, las organizaciones deben crear un ecosistema en el que se considere el aprendizaje como un hábito fundamental en el día a día de sus profesionales.

Cómo hacer del (micro) aprendizaje un hábito en tu equipo

James Clear, especialista en formación de hábitos de larga duración, defiende en su libro Atomic habits, que podemos construir buenos hábitos (y romper con los malos) simplemente implementando pequeños cambios en nuestro día a día. Es decir, adquiriendo un micro hábito, o “atomic habit”, podemos generar cambios extraordinarios si somos constantes.

Los atomic habits son pequeñas acciones repetitivas que apenas requieren esfuerzo o motivación para llevarlas a cabo y nos llevan a conseguir grandes cambios en nuestro día a día. Sin embargo,

¿cómo podemos extrapolarlo a la formación corporativa? El microlearning es la respuesta que estabas buscando.

Aunque esta metodología no es precisamente nueva, es ahora cuando está viviendo una etapa de máximo esplendor. Sobre todo, debido a la llegada del teletrabajo, ya que permite establecer una formación mobile que acompaña a los profesionales en su día a día.

¿Por qué el microaprendizaje es ideal para establecer una cultura de aprendizaje continuo en tu empresa?

Al tratarse de microimpactos de información, éstos se pueden consumir en un breve periodo de tiempo, apenas minutos, favoreciendo un aprendizaje rápido y asequible. Además, al poder completar cada una de estas píldoras de forma independiente, se evitan las distracciones y la saturación del empleado ante un elevando volumen de información. También es importante destacar su flexibilidad, ya que se adapta al ritmo de aprendizaje de cada empleado y al tiempo que dispone, pudiendo consumirlo en su propio smartphone.

Aprovechando estas características, vemos entonces que, para construir un hábito de aprendizaje real, la clave está en establecer un modelo atractivo, con el que sea sencillo “enganchar” a los profesionales. Al fin y al cabo, cuando algo te gusta, te resulta más fácil llevarlo a cabo, y estás dispuesto a “sacar tiempo” para hacerlo.

5 tips para convertir el aprendizaje en  un hábito real en tu equipo

A continuación, te damos 5 claves para hacer tu formación más atractiva y convertirla en un hábito de aprendizaje duradero entre tus colaboradores:

  1. Hazla micro. Como te comentábamos acerca del microlearning, para que el aprendizaje sea efectivo, además de que el contenido sea útil y atractivo, debe ser rápido. ¿Qué significa esto? Pues que no debe ocuparnos mucho tiempo y debe estar siempre disponible.
  2. Hazla real. A todos nos gusta que lo que aprendemos nos sirva para algo. Por ello, ten esto en mente y trata de crear microcontenidos que resuelvan problemas reales y podamos aplicar en nuestro día a día.
  3. Hazla inclusiva. Cada persona tiene unas necesidades y una forma de aprender diferentes. Es por ello que es absolutamente necesario crear contenidos que sean inclusivos y se adapten a estas necesidades y a todos los colectivos.
  4. Hazla atractiva. Si quieres que tus empleados “se enganchen” a la formación que les ofreces, necesitas crear contenidos atractivos. Para ello, la clave está en crear un aprendizaje interactivo. A nadie le gusta leerse un PDF con decenas de páginas para memorizar la información. Es mucho mejor si utilizas ejercicios interactivos, vídeos, cuestionarios, infografías, etc. ¡Deja volar tu imaginación!
  5. Conviértelo en un juego. O lo que es lo mismo, incorpora la gamificación en tu formación. Nuestro cerebro obtiene satisfacción cuando ve progresos, premios, retos conseguidos… De modo que no dudes en crear juegos para que tus colaboradores adquieran los conocimientos más fácilmente. No olvides añadir puntos cada vez que se alcance un logro. E, incluso, puedes hacer que estos puntos les ayuden a ganar puestos en un ranking con el resto del equipo. ¡Querrán superarse a sí mismos y a sus compañeros!

Si eres capaz de crear micro hábitos entre tus empleados a través del microlearning, obtendrás mejores resultados en tu formación, además de un mayor rendimiento y unos empleados más fieles a la organización. Al fin y al cabo: lo bueno si es breve, dos veces bueno. ¿A qué esperas para capacitar a tus empleados a través del microlearning?

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Engage

La mejor formación mobile para tus digital workers.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.

ESG

App de sostenibilidad con gran catálogo de cursos online.