Cómo crear un curso online: guía actualizada paso a paso

Que el aprendizaje online es una tendencia en alza, no es ningún secreto. En las empresas, realizar cursos e-learning es fundamental para capacitar a los empleados y potenciar sus competencias profesionales.

Sin embargo, para crear cursos e-learning increíbles, no vale simplemente con saberse la lección de memoria. La formación online requiere cautivar al alumno con contenido interesante, sí, pero también es fundamental cómo se presenta ante sus ojos.

En esta guía descubrirás qué habilidades y herramientas son necesarias para crear tus cursos online de manera ágil e intuitiva, además de consejos e información para que sean un éxito. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué crear cursos online? Beneficios y oportunidades

El e-learning ha supuesto un antes y un después para centros formativos, empresas y, por supuesto, estudiantes, que disfrutan de sus múltiples ventajas. Tal es su importancia hoy en día, que se ha convertido en una herramienta fundamental para muchas organizaciones, pero, ¿cuáles son exactamente sus beneficios?

  • Flexibilidad horaria: los alumnos pueden acceder al material formativo en cualquier momento, por lo que permite conciliar la formación con otras tareas.
  • Acceso global: elimina toda barrera geográfica, posibilitando a personas de cualquier parte del mundo acceder al contenido.
  • Variedad de recursos: los cursos online ofrecen un amplio abanico de recursos para adaptarse a las necesidades concretas de cada alumno, facilitando la comprensión del contenido.
  • Reducción de costes: para las empresas supone una reducción del gasto en formación, al eliminar cuestiones como el desplazamiento, alojamiento, material impreso o la necesidad de contar con un espacio físico.
  • Desarrollo profesional: la adaptabilidad de los cursos online ofrece a los trabajadores oportunidades de mejora profesional, con cursos a la medida de sus necesidades.
  • Mayor retención: en consecuencia, una empresa que brinda oportunidades de desarrollo flexible a sus empleados, tiene una mayor capacidad de retención.

Por ello, los cursos online son una alternativa muy interesante para formar personas y adquirir conocimientos de una forma flexible y amena. Y, aunque su creación no tiene por qué ser compleja, es importante tener en cuenta algunas variables para asegurar el éxito del curso. A continuación, descubrirás cómo crear un curso online exitoso paso a paso.

Cómo crear un curso online paso a paso

Uno de los primeros pasos y, posiblemente, el principal es disponer de una herramienta usable y dinámica, que te permita ser autónomo a la hora de crear tus propios contenidos e-learning. De este modo, no necesitarás apoyarte en servicios externos de formación y serás capaz de crear fácilmente todos los cursos que necesites.

Antes de decidirte a ciegas por un software concreto, es importante estudiar y testear la tecnología existente en el mercado, para escoger la más adecuada según tus necesidades. Cada herramienta tiene sus características propias y analizarlas te permitirá saber más fácilmente cuál escoger. En este post te contamos qué son las herramientas de autor y cuáles son sus características principales.

Además, a la hora de elegir tu software para crear cursos e-learning, apuesta por uno que te permita diseñar contenidos atractivos, ágiles e interactivos que capten la atención del usuario.

Algunas de estas herramientas, como isEazy Author, están especialmente diseñadas para crear cursos e-learning atractivos sin experiencia previa. No necesitarás ser un experto en programación ni diseño para poder crear un curso online dinámico.

Igualmente, isEazy Author dispone de una cuenta tipo free para poder probar la herramienta durante tiempo indefinido, por lo que ya podrás conocer todas sus posibilidades a la hora de enfrentarte a la creación de tu primer curso.

1. Selecciona el tipo de curso que quieres desarrollar

Una vez hayas seleccionado la herramienta de autor ideal para tus necesidades, el siguiente paso es pensar en el tipo de curso que quieres crear. ¿Es un curso extenso, con muchos subapartados, o uno más breve, al que tu audiencia podrá acceder desde dispositivo móvil? En isEazy Author, existen dos tipos de cursos: classic, para formaciones más extensas, y express, pensados para que tus alumnos naveguen por tus contenidos como lo harían en cualquier app de su smartphone.

2. Define el estilo de tu curso

Las herramientas de autor más sencillas e intuitivas del marcado basan su edición en un concepto: las slides. Este elemento funciona como un tapiz en el que puedes ir colocando tu contenido y recursos como vídeos, ejercicios, juegos, gráficos… Para que todas esas slides sigan una misma línea gráfica deberás seleccionar previamente la plantilla y estilo que más se adecue. isEazy Author, además, ofrece la posibilidad de personalizarla seleccionando la paleta de colores más adecuada. Por si esto fuera poco, también te permite crear plantillas corporativas personalizadas, alineadas con tu imagen de marca.

3. Crea tu curso

Tras definir el estilo del curso que vas a desarrollar, llega el momento de estructurarlo, es decir, elaborar un índice de contenidos. Una vez listo, será el momento de elaborar los propios contenidos. Piensa en ideas que sean atractivas, sencillas y directas para los alumnos.

Lo habitual es organizar el curso en torno a 3-5 módulos, divididos a su vez en pequeños temas de 3-6 minutos, para que los alumnos tengan la percepción de que avanza rápido.

4. Añade elementos multimedia e interactivos

Es muy importante que, a la hora de editar tus slides, tengas en cuenta el valor de incluir interactivos, como vídeos, pódcast, ejercicios o juegos. Este tipo de recursos pueden convertir un buen curso, en un curso excepcional, atractivo y ameno.

Recursos como los ejercicios o juegos sirven para romper la monotonía del curso y ayudan a los alumnos a poner en práctica todo lo aprendido de forma entretenida. Además, suponen otros muchos beneficios:

  • Mejoran la experiencia de aprendizaje y, por ende, los resultados del curso.
  • Los contenidos son más pedagógicos, motivantes y amenos para los estudiantes.
  • El alumno es el protagonista de su aprendizaje, lo que le lleva a sentirse más involucrado y comprometido con la formación.
  • Las tareas múltiples refuerzan el aprendizaje.
  • Se ofrece retroalimentación a cada participante de forma constante, para confirmar aciertos y corregir errores.

5. Distribuye el curso

Cuando hayas terminado con la edición del curso, es la hora de distribuirlo. Con isEazy Author puedes crear tu propio entorno de formación accesible o descargar tus cursos en estándar SCORM o xAPI y subirlos a tu LMS para y mantenerte al día del progreso de tus alumnos. Si lo prefieres, también puedes compartirlos por enlace directo o incluirlos en tu intranet o web corporativa.

Habilidades esenciales para crear cursos e-learning de calidad

Además de utilizar las herramientas y tecnología adecuada, para crear un curso online es importante que cuentes con una serie de habilidades que te ayudarán a que sea realmente efectivo y atractivo para tus alumnos. A continuación, incluimos un listado con algunas de las más importantes.

Búsqueda avanzada: encuentra la mejor información, más rápido

La era digital en general, y Google en particular, han supuesto una auténtica revolución a la hora de acceder al conocimiento, permitiendo el acceso a cualquier tipo de información, en solo unos segundos. Gracias a ello, los formadores ahora pueden encontrar muy fácilmente cualquier tipo de información o referencias para dar vida a sus contenidos e-learning.

Sin embargo, no vale solo con buscar. Es importante que tengas muy claros los conceptos y palabras clave en las que te quieres enfocar para no perder el tiempo en contenido que no te lleva (ni a ti ni a tu audiencia) a ninguna parte. Además, utiliza fuentes como Google Académico para estar seguro de que tus referencias son fiables.

Redes sociales como Twitter o LinkedIn, donde muchos de los profesionales del sector se mueven y debaten, también constituyen una fuente de información casi inagotable en lo que se refiere a tendencias, innovación y conocimiento compartido. ¡Aprovecha su potencial!

Habilidades de comunicación: ¿qué necesita tu audiencia?

Uno de los puntos previos más importantes es conocer a tu audiencia: tener en cuenta el tipo de público al que te diriges y cuáles son sus necesidades. Esto implica saber hacia quién va dirigido al curso, qué mueve al público y cuál es la mejor forma de trabajar el contenido para que cale entre los alumnos.

Habilidad para despertar emociones: crea tus propias historias

Cuando ves algo que te entusiasma y te causa una buena impresión, tus pupilas se dilatan, el mundo de afuera desaparece y centras toda tu atención en ello. En ese momento, estás sintiendo, y no hay un mejor comienzo para cualquier tipo de formación que despertar este interés en la audiencia, para que toda su atención vaya al contenido.

Una de las maneras más sencillas para lograrlo es el storytelling: crear historias que atraigan, conecten y permitan asimilar más fácilmente la información. ¿Cuáles son las claves? Crea contextos, personajes y problemas con los que tu audiencia se pueda identificar, incluyendo en tu narración analogías e historias más relajadas que aporten sentido y valor a lo que estás contando.

En este artículo entramos en detalle sobre cómo llevar a cabo un storytelling eficaz y hacer de tus cursos, historias memorables.

Habilidades de organización: estructura tus contenidos adecuadamente

Tener una buena organización es importante en todos los aspectos de la vida. Pero, cobra especial importancia a la hora de crear contenidos formativos.

Ocurre a menudo que el contenido del curso está muy claro para el formador, pero puede llevar a confusión a los interlocutores. Para evitarlo, estructura la información de manera sencilla y visual (en secciones, subsecciones…), de forma que no haya espacio para ‘perderse’ a lo largo de la formación. Además, utiliza frases cortas y directas, así como párrafos breves, para aportar dinamismo al contenido. Esto te ayudará a ser capaz de resolver problemas de antemano, minimizar las dudas de tus interlocutores y que su experiencia de aprendizaje sea óptima.

Habilidad de impactar en tu audiencia: sorprende con tus cursos e-learning

Hoy en día, más allá de desarrollar contenidos e-learning de calidad, es fundamental crear auténticas experiencias de aprendizaje que fomenten la motivación, el compromiso y la participación de los alumnos. Para ello, es importante que incluyas en tus cursos elementos interactivos y multimedia como pódcast, infografías o vídeos, que contribuirán a que tu formación sea más dinámica y atractiva para los alumnos.

Además, gracias al uso de dinámicas propias de la gamificación, como los juegos, test o ejercicios, te asegurarás de que los conocimientos se han entendido correctamente. Convirtiéndose en tu principal aliado para una formación de alto impacto.

Habilidad para evaluar los resultados: ¿cuál es el rendimiento real de tus usuarios?

El concepto de evaluación e-learning es, probablemente, uno de los más importantes, pero, siempre en los dos sentidos:

  • Evaluarte a ti mismo como formador. Es decir, hacer autocrítica. ¿El contenido ofrecido se ajusta a las necesidades de formación de tu empresa/organización? ¿Consigue los objetivos deseados? ¿Cala con fuerza en tus interlocutores? ¿Tiene aplicaciones prácticas?
  • Evaluar los conocimientos adquiridos por tus alumnos. O, mejor dicho, que ellos mismos lo hagan, a través de ejercicios que, de una forma entretenida, vayan comprobando qué conocimientos se han interiorizado y cuáles no.

Disponer de un sistema de evaluación versátil y que tú mismo puedas configurar, es fundamental para garantizar la eficacia real de tus cursos.

Como última sugerencia, te recomendamos ser flexible en tus formaciones: La adaptabilidad puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de formar en el mundo e-learning. La formación online nos ofrece infinitas posibilidades. ¡Aprovéchalas!

Consejos para crear un curso online con éxito

Además de tus habilidades como creador del curso, existen otra serie de consejos que debes tener en cuenta, ya que su influencia en la formación puede ser determinante:

1. Define un tema de interés para tu audiencia

De entre el abanico de temáticas que dominas, escoge una opción que tenga un potencial interés sobre un público determinado. Para tener datos objetivos sobre ello, puedes trabajar los siguientes puntos:

  • Analiza a tu audiencia y estudia para cuántas personas sería relevante el nuevo curso.
  • Ten en cuenta el tipo de público al que te diriges y sus necesidades e intereses. Además, debes tener en cuenta que el proceso de aprendizaje no es unilateral. Tú tienes los conocimientos, pero es tu audiencia la que tendrá que aplicarlos más adelante. Es importante que la comunicación sea bidireccional.
  • Crea una encuesta para sondear el interés real de la gente en el curso.
  • Visita plataformas donde se hable sobre el tema escogido y valora el engagement que reciben. Por ejemplo, puedes revisar visualizaciones en Youtube.
  • Presenta la idea en webinars u otros formatos e interactúa con tus alumnos, recibe su feedback y actúa en consecuencia.

2. Piensa en los alumnos

Relacionado con el punto anterior, recuerda tener presente siempre que los protagonistas del aprendizaje son los alumnos. Esto implica pensar en recursos atractivos y amenos para que nunca piensen en abandonar la formación. Además, idearlos es más sencillo de lo que parece.
Herramientas de autor como isEazy Author ofrecen un amplio abanico de opciones para crear un curso entretenido y enriquecedor. En concreto, esta herramienta cuenta con más de 25 tipos de elementos interactivos y juegos para motivar a tus alumnos. Además, permite incluir juegos accesibles para que puedas ofrecer la misma experiencia de aprendizaje a toda tu audiencia.

3. Estudia los cursos de la competencia

Igualmente, realiza una investigación de mercado y comprueba si tu competencia ya está ofreciendo un curso parecido al que tienes en mente. Es importante analizar qué se está haciendo y cómo se está haciendo. En función de ello, podrás determinar si el camino escogido es el correcto.

4. Si quieres que tu curso online triunfe, ¡crea un buen diseño!

Cuando creamos un curso online, lo mejor es que todos los contenidos del mismo sean de calidad, relevantes para el usuario y además estéticamente visuales. Si los contenidos son poco claros, o con un diseño deficiente, estaríamos entorpeciendo el aprendizaje.

Factores como el color, la tipografía o el tamaño de letra va a tener una gran relevancia de cara al usuario y también va a repercutir en el nivel de aprendizaje del curso. De hecho, estudios de las universidades de Newcastle y Sheffield certifican que las personas que interactúan con un contenido digital, lo juzgan al 94% por su diseño.

5. Asegura la accesibilidad del curso

Que un curso sea accesible es uno de los puntos que verdaderamente marcarán la diferencia. Pese a que en el mundo hay más de 1300 millones de personas con algún tipo de discapacidad (OMS), sólo el 16% de los cursos son accesibles. Por tanto, preparar una versión accesible de tu formación te permitirá destacar sobre el resto.

Y aunque puede parecer una tarea compleja, preparar una versión accesible es sencillo con la herramienta adecuada. isEazy Author crea una versión accesible de tu curso de forma automática, cumpliendo con el nivel AA y hasta el 80% del nivel AAA de las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web (WCAG). ¡Sin renunciar a la interactividad!

Podrás habilitar un modo dual para que tus alumnos puedan acceder al curso en la modalidad que prefieran, sin tener que preocuparte por los colores o las tipografías. Además, la herramienta ofrece ayuda en la creación del curso para desarrollar una formación accesible de calidad.

Errores al crear tu curso online

Trabajando todas estas variables, el curso tendrá muchas posibilidades de ser exitoso, pero tu labor como responsable del curso no termina con su publicación y distribución. Existen varios errores que es importante no cometer para que la formación sea un éxito.

Error 1: relación profesor-alumno inexistente

Uno de los puntos débiles de la formación online es que el alumno se sienta solo y termine abandonando el curso. Por ello, durante el desarrollo del mismo, es muy importante demostrar a tu audiencia que, como formador, estás preocupado por su desempeño.

Utiliza los medios disponibles para comunicarte con los alumnos y demostrar tu compromiso. Puedes organizar tutorías por videoconferencia, fomentar la participación en foros o usar la mensajería interna para hablar con toda tu audiencia. Una comunicación fluida entre el formador y los alumnos es imprescindible para un aprendizaje enriquecedor.

Error 2: desconocer la tecnología del curso

Como responsable de la formación, no sólo has de ser experto en la materia, sino también en la herramienta que se utiliza. No todos los alumnos son nativos digitales y quizás requieran de tu ayuda para manejarse con los contenidos. Por tanto, necesitarás saber manejar al dedillo la plataforma seleccionada ante cualquier consulta de los estudiantes.

No obstante, herramientas como isEazy Author permiten desarrollar un entorno de aprendizaje sencillo e intuitivo.

Error 3: pasar un curso presencial a modalidad e-learning automáticamente

El e-learning es una modalidad educativa que requiere necesidades, métodos y objetivos diferentes a los de la modalidad presencial. Por tanto, es un error transportar directamente los contenidos de un curso tradicional a uno online, porque los materiales de formación deberían ser también diferentes.

Error 4: preparar un material demasiado extenso

Lo breve, si bueno, dos veces bueno. Evita abrumar a tus alumnos con contenidos demasiado densos, largos y complejos y apuesta por recursos pedagógicos con los que puedan interactuar, como infografías interactivas, vídeos o ejercicios.

Error 5: no atender a la calidad del audio y del vídeo

Para asegurarte de que los contenidos de audio y vídeo son realmente efectivos, es vital garantizar su calidad. Asegúrate de contar con un buen equipo de producción y mima lo que se muestra en cámara.

Como ves, crear un curso online es una tarea que requiere preparación y trabajo, pero su desarrollo es más sencillo usando una herramienta de autor intuitiva con recursos interactivos que marcan la diferencia. ¡Prueba gratis isEazy Author! El software nº1 para la creación de contenidos e-learning.

Yolanda Amores
CONTENIDO CREADO POR:
Yolanda Amores
Chief Marketing Officer at isEazy

¿Listo para la acción?

¡Empieza hoy mismo a crear tus cursos!

Webinar en directo: Cómo utilizar la IA en tuherramienta de autor ¡Inscríbete!

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.

ESG

App de sostenibilidad con gran catálogo de cursos online.