Onboarding vs. Training: ¿Cómo diferenciar procesos?

onboarding-vs-training

Cuando se trata de recibir a nuevos miembros en el equipo, el onboarding y la formación son procesos esenciales para garantizar el éxito a largo plazo. Sin embargo, a menudo se produce cierta confusión entre estos dos términos aparentemente similares, pero que desempeñan papeles diferentes.

Tanto el onboarding como la formación son dos procesos importantes que se complementan entre sí, pero con enfoques y objetivos distintos. Entender las diferencias entre onboarding vs. training no sólo te ayudará a maximizar el potencial de los nuevos miembros, sino a garantizar una transición fluida hacia sus nuevos roles. Así que si estás buscando claridad sobre cómo estos dos conceptos fundamentales se entrelazan en el proceso de integración de nuevos empleados, te lo contamos a continuación.

Las diferencias entre onboarding y training

Uno de los errores más graves que una empresa puede cometer con respecto a sus empleados es asumir que la atracción del talento culmina una vez que el candidato se convierte en empleado. El éxito en la retención y la productividad del personal dependen de otros factores ajenos al proceso de contratación. Uno de esos factores es el proceso de integración laboral, que abarca tanto el onboarding como la formación. Ahora veamos en qué se diferencian estos dos conceptos.

¿Qué es el onboarding?

El onboarding o proceso de incorporación se centra en la familiarización del empleado con la cultura, valores y procesos de la empresa. Es un proceso de inmersión que permite al nuevo miembro del equipo entender el panorama general de la empresa y establecer conexiones significativas con sus compañeros.

El onboarding es un proceso con varias fases, entre ellas la inducción, la orientación y la formación (sí, la formación). Por lo general, empieza desde el momento de la contratación de los nuevos empleados y tiene como objetivo generar una buena primera impresión en el recién llegado. 

¿Qué es la formación?

El training o formación es un proceso que se enfoca en el desarrollo de conocimientos y habilidades específicas relacionadas con el trabajo. Constituye una fase muy importante dentro del proceso de incorporación, aunque a diferencia del onboarding que comienza justo después de la contratación, la formación inicia una vez que el empleado se haya aclimatado a su nuevo entorno laboral.

La formación es esencial para garantizar la productividad de los empleados. A través de ella se otorgan las herramientas necesarias para que los empleados desarrollen las habilidades y conocimientos necesarios para cumplir con sus funciones. Las empresas imparten formación a sus empleados, obtienen diversos beneficios como la maximización del potencial, reducción de la ansiedad y la frustración y retención de los empleados.

Ejemplo de onboarding vs. Training

Para entender estos dos términos, supongamos que una empresa de tecnología ha contratado a un nuevo desarrollador de software. Durante el onboarding, el nuevo empleado sería introducido a la cultura de trabajo de la empresa.

Además, se le presentaría a los equipos con los que colaborará, se le explicarían los procesos internos y se le orientaría en lo que necesite. Posteriormente, en el proceso de training, el empleado comenzaría a recibir formación específica sobre las herramientas utilizadas en el desarrollo del software en la empresa y los lenguajes de programación que utilizan.

Como puedes ver, se trata de dos procesos complementarios y esenciales para el éxito a largo plazo del empleado y de la empresa. De hecho, según el estudio “The true cost of a bad hire”, realizado por Glassdoor, las organizaciones con sólidos procesos de incorporación y formación mejoran en un 82% la fidelización de los nuevos empleados y en un 70% su productividad. Esto subraya la importancia de invertir en un onboarding y formación efectivos para maximizar el potencial del talento recién adquirido y garantizar el crecimiento de la organización.

Repasemos un poco las diferencias entre onboarding vs. training:

Onboarding Training
Se enfoca en la familiarización del nuevo empleado con la empresa Se enfoca en el desarrollo de habilidades y conocimientos
Tiene como objetivo integrar al empleado con la cultura y equipo Tiene como objetivo mejorar las habilidades y competencias del empleado
Se lleva a cabo inmediatamente después de firmar el contrato Se lleva a cabo algunas semanas después del primer día del empleado
Brinda información sobre la cultura organizacional, valores, misión... Brinda conocimientos técnicos, herramientas, conceptos...

La importancia de la formación continua de los empleados

La formación continua de los empleados es un elemento fundamental que debe estar presente en la estrategia de desarrollo y crecimiento de cualquier empresa. Mantener al personal actualizado y capacitado es esencial para mantenerse competitivo y relevante, en un mundo donde la evolución de la tecnología y la digitalización avanza a pasos agigantados.

A través de la formación no solo se mejoran las habilidades técnicas y el conocimiento de los empleados, sino que se refuerzan las habilidades blandas, que hoy en día son críticas para el éxito laboral. Además de ello, la formación continua fomenta un sentido de compromiso y satisfacción en el trabajo. Los empleados que tienen acceso a oportunidades de formación y desarrollo tienden a sentirse más valorados y comprometidos con su trabajo y su empresa, lo cual aumenta la retención del talento y la productividad.

Buenas prácticas para combinar el onboarding y la formación

Ahora que comprendes cómo el onboarding y la formación se complementan para brindar una experiencia integral a los nuevos empleados, es hora de poner en marcha estrategias que te permitan combinar estos dos procesos de la manera más óptima:

1. Haz que la formación sea continua

La formación no debe ser un evento único al comienzo de un empleo, sino más bien un proceso continuo a lo largo de la trayectoria del empleado. Ofrece oportunidades de aprendizaje a medida que surgen nuevas habilidades y tecnologías relevantes para sus funciones. Puedes ofrecer esta formación a través de cursos, talleres, conferencias y herramientas de aprendizaje online.

2. Establece rituales de formación desde el principio durante el onboarding

El onboarding es un proceso que puede durar meses desde el momento de la incorporación del empleado. Integra sesiones de formación a este proceso para establecer expectativas claras sobre la importancia del desarrollo profesional desde el día uno. Esto te ayudará a fomentar una cultura de aprendizaje desde el inicio.

3. Establece controles frecuentes y recopila opiniones

Realiza controles periódicos para evaluar el progreso de los empleados durante su formación y recopilar retroalimentación sobre la efectividad de los programas de desarrollo. Con esta información podrás ajustar y mejorar continuamente el proceso.

4. Crea una lista de comprobación para el onboarding

Diseña una checklist detallada que abarque todos los aspectos del onboarding y la formación, desde la orientación inicial hasta la formación específica para el puesto de trabajo. Esto no solo garantizará la transparencia del proceso, sino que ayudará a que no se pasen por alto elementos importantes, de modo que cada empleado reciba una experiencia de alta calidad.

5. Involucra a todo el equipo

Fomenta una cultura de apoyo y colaboración al involucrar a todo el equipo en el proceso de onboarding y formación Los compañeros de trabajo pueden proporcionar orientación invaluable y compartir sus conocimientos. También puedes aprovechar la oportunidad para implementar programas de buddy onboarding en tu equipo.

6. Diversifica tus técnicas de formación

Puedes utilizar una gran variedad de métodos de formación, como por ejemplo las clases presenciales, cursos online, mentoring, mobile learning y gamificación para mejorar la experiencia de aprendizaje. Hoy en día existen muchos estilos de aprendizaje que se adaptan a los diferentes tipos de alumno.

7. Automatiza procesos

Implementa herramientas y plataformas tecnológicas que simplifiquen y automaticen partes del proceso de onboarding y formación, como por ejemplo la entrega de materiales de capacitación, seguimiento del progreso y evaluación de resultados. Este tipo de herramientas además pueden ayudarte a mejorar procesos tan importantes como el papeleo inicial, de modo que los nuevos empleados puedan concentrarse en su formación y adaptación, sin distracciones administrativas.

Una plataforma fiable debe soportar tanto el onboarding como la formación

Cuando se trata de integrar de manera efectiva onboarding y training en el entorno empresarial, contar con una plataforma confiable es clave. Imagina una solución integral que no solo facilite la introducción de los nuevos empleados a la cultura y procesos de la empresa, sino que también ofrezca una amplia gama de recursos de formación para desarrollar habilidades y competencias.

Con isEazy Engage, obtén exactamente eso y más. Nuestra plataforma está diseñada para ofrecer una experiencia completa de integración que abarca desde el primer día de un nuevo empleado hasta su crecimiento profesional a lo largo de su carrera.

Combina sus funcionalidades para el onboarding de tus empleados, como fase de pre-onboarding, formación en el flujo de trabajo, guías y todos los recursos que necesitan tus nuevos empleados, con eficaces cards con todo tipo de microcontenidos y gamificación, que aumentarán la participación y reforzarán su aprendizaje. Solicita una demo y engancha a tu personal desde el primer día.

Cristina Sánchez

CONTENIDO CREADO POR:

Cristina Sánchez

Digital PR Specialist at isEazy

Webinar en directo: Cómo utilizar la IA en tuherramienta de autor ¡Inscríbete!

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.

ESG

App de sostenibilidad con gran catálogo de cursos online.