2024-04-24

Live Webinar: Cómo utilizar la IA en tu herramienta de autor Inscríbete

x

Cómo la gamificación puede ayudar a reducir el estrés laboral

reducir-estres-gamificacion

Los cambios tecnológicos en el entorno actual y la transformación digital requieren nuevos métodos de formación moderna, diseñados en función de los intereses y necesidades de los alumnos. Ante estos retos, el uso de la gamificación en la formación corporativa ha ido creciendo frente a otras metodologías tradicionales.

La gamificación brinda a los estudiantes elementos que hacen del proceso de aprendizaje una experiencia más motivadora, atractiva y significativa. Además, ayuda a reducir la incertidumbre y el estrés, que han demostrado tener un impacto negativo en el desempeño de los empleados y en la organización en general, disminuyendo su motivación para aprender y actualizar sus conocimientos.

En este artículo te contamos cómo reducir el estrés con gamificación y mejorar el proceso de aprendizaje de tus empleados.

El estrés laboral y sus efectos en la productividad

Con el ritmo frenético de trabajo actual, el avance de la automatización y el constante cambio de las habilidades requeridas en los trabajadores, el estrés laboral ha ido en aumento. Aunque no existen datos sobre el impacto y la prevalencia del estrés laboral, un informe de la OMS resalta la importancia de este problema, y aporta datos sobre un estudio donde más del 10% de los encuestados alguna vez se sintió bajo estrés o tensión en sus puestos de trabajo.

El estrés generado por los diversos cambios y retos del día a día, puede derivar en problemas de salud e incluso afectar la vida personal de los empleados. Sumado a ello, varios estudios confirman que el estrés laboral es capaz de afectar la productividad de los trabajadores, siendo responsable de una parte importante del ausentismo laboral y de las bajas por enfermedades relacionadas.

Ante este escenario, el aprendizaje gamificado es la solución perfecta para reducir el estrés, ya que transforma el aprendizaje en una experiencia divertida, cambiando la manera en la que ofrecemos el conocimiento a nuestros empleados. Bien utilizada, la gamificación puede ayudar a los profesionales a aprender nuevos conceptos, resolver problemas, desarrollar habilidades y tomar decisiones, evitando que se enfrenten a situaciones que podrían exceder los límites de sus habilidades y capacidades, resultando en un aumento del estrés y la tensión.

La gamificación como herramienta para reducir el estrés laboral

La gamificación es la aplicación de mecanismos de juego en el contexto del aprendizaje. En los últimos años, esta metodología se ha convertido en tendencia para la formación corporativa, ya que utiliza mecanismos como recompensas, logros e insignias, que refuerzan la motivación, influyen en el comportamiento y ayudan al progreso de los profesionales.

Según una investigación de la Asociación de Psicología de EEUU, los juegos provocan diversas emociones, entre ellas la satisfacción y la relajación. En el contexto de la formación, ambas emociones podrían ayudar a los empleados a lidiar con situaciones complejas y regular sus emociones.

La acción de recompensar desencadena la liberación de serotonina, dopamina y endorfinas

Si alguna vez escuchaste hablar sobre la dopamina, sabrás que esta es una hormona relacionada con el bienestar, que se libera cada vez que recibimos una recompensa por realizar una acción. La gamificación no solo otorga a los alumnos retroalimentación instantánea, sino que ofrece recompensas en forma de insignias o logros al alcanzar los objetivos del aprendizaje. Esta induce la liberación de dopamina lo cual ayuda al alumno a relacionar el aprendizaje con emociones positivas y le impulsa a continuar.

Por su parte, la serotonina es la hormona que se encarga de nuestro estado de ánimo. A mayor serotonina, mejor disposición y ánimo, y aunque esta hormona puede liberarse a través de distintas formas como por ejemplo, una correcta alimentación o el ejercicio físico, también se activa al recordar los logros o éxitos del pasado. ¿Y cómo puede intervenir la gamificación en este proceso cerebral? A través de la visualización de recompensas y logros obtenidos por los empleados durante la formación.

Las endorfinas funcionan como un analgésico natural del cuerpo, produciendo bienestar, tranquilidad y placer. El entusiasmo y emoción que sentimos cuando jugamos es el resultado de la liberación de endorfinas, por lo cual la gamificación es la metodología perfecta para reducir los niveles de estrés y ansiedad en nuestra plantilla.

Los juegos ayudan a lidiar con la sobrecarga cognitiva

Lo que sucede con muchos de los métodos tradicionales de formación, es que, al componerse en su mayoría de textos o diapositivas extensas, producen una sobrecarga cognitiva en el alumno. El cerebro humano solo puede manejar una cantidad limitada de información a la vez, y cuando esta llega a su límite, a menudo se pierde la concentración y el interés.

La gamificación presenta la información en un formato más divertido, interesante y desafiante, que se convierte en un contenido fácil de digerir y que el cerebro es capaz de retener y recordar.

Jugar ayuda a mejorar la interacción social

La gamificación utiliza elementos de juego que mejoran las interacciones entre compañeros y aumentan la colaboración entre equipos. Los desafíos y actividades individuales o grupales, ayudan a fortalecer la competitividad y el trabajo en equipo, y a menudo permiten que los alumnos interactúen. Esta mejora de la interacción social es clave para evitar el aislamiento, la irritabilidad y el estrés, ya que permite establecer conexiones con los compañeros de trabajo e ir fortaleciéndolas con el tiempo.

La gamificación ayuda a los profesionales a controlar su proceso de aprendizaje

La formación corporativa es un área de gran importancia para el desarrollo de cualquier organización, pero muchas veces puede generar estrés en empleados que no pueden hacer el tiempo necesario para dedicar a formaciones largas y complejas.

El aprendizaje gamificado ayuda a los profesionales a sentirse en control de su proceso individual de aprendizaje, ya que ofrece elementos motivadores que hacen que la hora de aprender no sea una obligación, sino más bien un momento divertido y relajante dentro de su jornada laboral.

Incluye gamificación en tu estrategia de formación corporativa con isEazy Game

Hemos visto cómo la gamificación puede influir en el bienestar y el comportamiento de los empleados, al proporcionar un espacio donde las personas puedan experimentar, conectar con el conocimiento de una manera diferente, cometer errores y liberar emociones. Así que ahora es el momento de aplicarlo a tu estrategia de formación corporativa.

¿Y cómo? A través de la herramienta e-learning adecuada. IsEazy Game convierte tu formación en una experiencia única con gamificación, transformando todo tu contenido formativo en juegos con retos, niveles y dinámicas sociales y participativas, que multiplicarán los resultados de tu formación.

Con isEazy Game podrás crear juegos individuales o grupales, personalizar niveles o rankings y celebrar cada victoria de tus empleados, impulsando su productividad, desarrollo y cultura corporativa. ¡Pruébalo gratis y comienza a potenciar el aprendizaje de tu equipo mientras se divierten!

Sara De la Torre

CONTENIDO CREADO POR:

Sara De la Torre

Content Marketing Manager at isEazy

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.

ESG

App de sostenibilidad con gran catálogo de cursos online.