Guía rápida para una estrategia de formación y desarrollo exitosa

Learning and development (l&d)

Como sabes, la formación para empleados es la herramienta más potente para obtener y retener el mejor talento en tu organización. Es por esto que, invertir en una buena estrategia de Formación y Desarrollo interno (L&D) es fundamental para mejorar y alinear los objetivos de los profesionales de una organización.

Además, la gran transformación que ha sufrido el mundo laboral en los últimos años ha hecho que la vida útil del conocimiento interno sea cada vez más corta, por lo que la inversión en formación y desarrollo es más importante que nunca.  A continuación, verás los 5 puntos clave para conseguir una estrategia de L&D exitosa.

Crea programas de aprendizaje que satisfagan las necesidades (reales) de tus empleados

Tradicionalmente, el aprendizaje en la empresa se centraba básicamente en el aumento de la productividad. Sin embargo, hoy en día, contribuye también a la empleabilidad. Algo que cobra aún más sentido si analizamos el cambio de comportamiento de los trabajadores en los últimos años. Ya casi no quedan empleados que pasen toda su vida en una misma empresa, esto solo sucede si esta les aporta valor.

Otro punto importante a tener en cuenta es que hoy en día los profesionales de una organización quieren tener autonomía a la hora de formarse. Es decir, que ven como un incentivo para permanecer en su puesto de trabajo que haya oportunidades reales de formación y desarrollo, y no solo en aquellas temáticas planteadas por la organización.

Por lo tanto, una estrategia de formación y desarrollo de éxito no solo tiene que atender las propias necesidades de la empresa, sino que debe ir más allá y tener en cuenta las aspiraciones, deseos y objetivos de sus empleados, para crear programas de aprendizaje que los satisfagan.

Learning and development strategy (l&d)

Aplica métodos de formación eficaces

Al igual que en otros ámbitos, el capital humano requiere de una inversión continua en él para conservar su valor. Cuando el conocimiento se queda obsoleto, el valor del capital humano disminuye. Es por eso que debe complementarse con nuevas metodologías y experiencias de formación enriquecedoras para los empleados.

Las investigaciones demuestran que las empresas que invierten en el desarrollo de sus trabajadores tienen más del doble de posibilidades de alcanzar sus objetivos de rendimiento.

Motiva a tus empleados con una formación que va más allá de su trabajo

La forma más efectiva de involucrar activamente a los trabajadores en tu formación y, sobre todo, en tu empresa es ofreciéndoles la oportunidad de desarrollar nuevas capacidades que puedan emplear más allá de su vida profesional.

Favorece el establecimiento de una growth mindset o mentalidad de crecimiento y desafía a tus colaboradores con nuevos retos que les den la oportunidad de mejorar también en su vida personal. Se sentirán motivados por estas nuevas oportunidades y estarán más satisfechos en su puesto de trabajo.

Establece una cultura empresarial basada en valores

A medida que las empresas se basan cada vez más en la tecnología y sus activos se encuentran cada vez más dispersos geográficamente, la inversión en formación y desarrollo se vuelve más importante. Sobre todo, porque ayuda a construir una cultura empresarial fuerte.

En este sentido, un punto a tener en cuenta es que las generaciones z y millenial están muy interesadas en trabajar en empresas cuyos objetivos van más allá de su actividad. Valores como la sostenibilidad o la contribución para el bienestar de la sociedad en general, están más valorados que nunca. Es por eso que, más allá de desarrollar una formación que atienda a tus necesidades corporativas, debes poner foco en actividades cuyo objetivo sirva para bien común. Como, por ejemplo, el desarrollo de power skills, para conseguir una empresa más sostenible e inclusiva.

Invierte en nuevas tecnologías de formación

Está muy bien plantear nuevas acciones, metodologías y procesos para desarrollar un modelo de formación y desarrollo eficaz, pero todo ello no servirá de nada si no dispones de las herramientas de e-learning adecuadas para su implementación, desarrollo, seguimiento, actualización y optimización.

Desde la creación de los contenidos, hasta su distribución o las nuevas tecnologías disponibles para multiplicar sus resultados… Existe una gran cantidad de opciones en el mercado que pueden optimizar y mejorar tus procesos de formación para asegurar el retorno de la inversión.

En definitiva, los equipos de formación y desarrollo de las organizaciones deben apostar por nuevas estrategias L&D que, más allá de alinearse con los objetivos empresariales, sirvan para motivar y cubrir las expectativas de unos empleados que cada vez quieren más. Partir de este enfoque, les ayudará a crear planes de formación más relevantes y eficaces, desarrollando todo el potencial de sus empleados.

Artículos destacados

Mantente al día de todas nuestras novedades
Mantente al día de todas nuestras novedades

Author

Diseña y comparte tus propios contenidos formativos.

Factory

Cursos e-learning que enamoran, ¡en tiempo récord!

LMS

Un nuevo concepto de plataforma de formación online.

Skills

El catálogo más completo para la formación de tu equipo.

Engage

La mejor formación mobile para tus digital workers.

Game

Una app con la que tu equipo no querrá dejar de aprender.